martes, 19 de julio de 2011

ESPINA BÍFIDA


   Existen infinidad de enfermedades congenitas a nivel medular, que aunque las hemos oído nombrar, no sabemos muy bien en que consisten. En sucesivos documentos de este blog, abordaremos muchas de ellas, para que tengamos un conocimiento razonable sobre este tipo de alteraciones. En esta ocasión hablamos de la ESPINA BÍFIDA.

QUE ES LA ESPINA BÍFIDA
Se trata de una malformación congénita en forma de quiste del tubo neural, en el que se caracteriza por la falta de unión de varios de los arcos vertebrales posteriores a nivel de las apófisis espinosas de L5, S1 y S2. Es sabido que esta alteración se produce durante el periodo de gestación, (sobretodo de los 3 a los 5 primeros meses) por una deficiencia de ácido fólico (B9) (aunque existe un porcentaje del 5% que es de origen desconocido) y como consecuencia queda al descubierto dicha zona de la médula espinal.
Existen dos variaciones de esta alteración:
ESPINA BÍFIDA OCULTASe distingue porque la falta de unión es cerrada por una membrana de tejido conjuntivo grueso, esta se diagnóstica de forma casual, ya que la gran mayoria de las personas que la tienen, desconocen que poseen dicha alteración, porque aparentemente no presentan ninguna deformación en la espalda y es asintomática (no manifiestan síntomas). En otras ocasiones los síntomas aparecen tardiamente a tres niveles:

Neurológico: falta de sensibilidad de una extremidad que no responde a las pruebas reflejas, debilidad de una pierna o ambas, así como una atrofia muscular de una de las piernas o del pie.
Genito-urinarios: Se pueden producir una falta de control de los esfinteres, es decir, incontinencia de orina y heces o retención de orina.
Ortopédico: Se manifiesta una deformación de los pies, o uno de ellos presenta un tamaño diferente respecto al otro.



ESPINA BÍFIDA MANIFIESTASe trata de las alteraciones más graves, en las que se puede apreciar de forma evidente, una malformación en forma de un tumor o quiste a nivel lumbosacro, ocupado por las meninges y en la mayoria de las ocasiones se produce un atrapamiento de estructuras nerviosas. En este caso podremos hablar de dos tipos de malformación (meningocele, , mielome-ningocele). Vamos pues, a describir cada uno de ellos.